jueves, abril 08, 2004

...desaparecer, abandonar el cuerpo como se abandona un recuerdo, alejarse como única respuesta... a veces huyo de mí, renuncio a esta manera de vivir... después regreso vencido, reconociendo la derrota definitiva, hasta que todo se olvide y pueda volver a creer en algo... aquí estoy de nuevo, dispuesto a compartir el dolor y la gloria, a entregar más de lo que tengo, a decir más de lo que sé... no hay razones para hacerlo como no las hay para ninguno de nuestros actos, sólo me apetecía estar aquí y saber que tú también estás, tener algún motivo para la esperanza, creer que aún hay personas que sienten como yo, imaginar, sentir, tal vez vivir...

No hay comentarios: