viernes, febrero 11, 2011

Me resisto a aceptar que la madurez consista en ir eliminando cada vez más cosas superfluas. Me explico, antes, cuando aún podía disfrutar del aburrimiento de una tarde sin nada que hacer buscábamos nuevas ocupaciones en las que emplear el tiempo, hasta que poco a poco fueron convirtiéndose en algo habitual y hasta obligado. Ahora, cuando el tiempo para uno mismo es cada vez más escaso hay que renunciar a todas esas ocupaciones innecesarias, y te das cuenta de que prácticamente todas lo son. Puede que al principio se sienta algo de nostalgia, eches de menos los placeres que te otorgaron a veces, pero acabas acostumbrándote a prescindir de todo, y tu vida se convierte en un monótono sucederse de horas interminables sin ningún alivio que esperar. Muy pocas cosas hacen falta, incluidas las personas, muy poco merece la pena ser esperado.

6 comentarios:

TUNi dijo...

no sé como llegué acá..pero me encanta! Muchas gracias por compartir :)

Anónimo dijo...

Llevo años siguiendo tu blog y cada vez que entro y vuelvo a leer los textos que he leido mil veces, me llegan de una manera diferente. Descubro cosas nuevas cada vez que lo hago. Me llegan de tal forma que siento que he escrito yo los textos y eso que nunca se me ha dado bien y no sabes la cantidad de words borrados, de hojas tiradas a la basura y de ratos intentando escribir en vano. Quizás es un talento que poca gente tiene y es una pena que escribas tan poco aunque quizás así valoro más cada texto que publicas.No sé, simplemente tenia que decirte que tienes una lectora, que supongo que serán muchisimos más, que te sigue y que gracias a lo identificados que nos sentimos, no nos sentimos tan solos en este mundo donde increiblemente puedes estar rodeado de miles de personas y sentirte totalmente solo... Así que nada, espero que sigas con esto y felicidades.

Arango dijo...

odio

Anónimo dijo...

Pasaba por aquí para comentarte que tu blog esta en alguna carpeta de mis favoritos. Lo visito cada ciertos días, cuando necesito leer algo que me haga reflexionar y valorar las pequeñas cosas de la vida acudo aquí.

Hace unos meses que no escribes. Espero que vaya todo bien y también espero que la espera no sea tan larga como alguna de las anteriores.

Anónimo dijo...

Dónde estás??

Maddi dijo...

lo siento borré el comentario anterior porq me parecia muy escueto para todo lo q en realidad queria expresar.
Llevaba años leyendo tu blog, estaba entre mis favoritos, mismo si yo solo vagaba por el como alma silenciosa....tengo palabras tuyas escritas en un cajon, con lapiz y papel, a lo antiguo y no por falta d impresora.

esta noche me dije deja ver si aun existe ese blog q tanto me gustaba....era el blog del olvido...algo asi, y llegué aqui d nuevo

Gracias por tus palabras, q muchas la he hecho muy mias